La incertidumbre económica en América Latina, que afronta el año 2017 con unas expectativas de crecimiento global del 1,5%, ha permitido el despegue del seguro de Crédito en la región. En 2016 se logró revertir la situación de este negocio asegurador, pasando del retroceso en primas del 7% ,con el que se cerró 2015, a cerrar con un aumento del 2,45% en primas emitidas, con fuertes crecimientos en mercados como Perú (+125%), Costa Rica (+42%) y Ecuador (+13%) y con aumentos también, aunque menos acusados, en mercados tradicionales como Brasil, Chile, Colombia o México.