Según los datos ofrecidos por la Asociación Salvadoreña de Empresas de Seguros (ASES), el pasado año la industria aseguradora tuvo un crecimiento de las primas netas de 540 millones de dólares, lo que supone un incremento de casi 38 millones, es decir, un 7,42% más respecto a 2012.
Estas cifras representa el mayor incremento logrado por este rubro en los últimos cinco años. En cuanto a la fortaleza patrimonial de la industria aseguradora se confirmó que hubo un incremento de más de 12 millones y del 4,54 % respecto a 2012, informó ASES, tal y como se publican en algunos medios de comunicación.

En el último quinquenio las aseguradoras han inyectado a la economía más de 1.100 millones para apoyar a sus asegurados que han sufrido siniestros. El año anterior se caracterizó por un leve descenso en los pagos por siniestros de menos de 3 millones; las aseguradoras aportaron a 235,7 millones en pagos por siniestros, un 1,22% menos que los 238.6 millones de 2012.

Si bien el sector presenta mayor solidez, ASES estima que la rentabilidad aún no recupera los niveles previos a 2009. En 2013, el sector obtuvo una rentabilidad sobre primas del 9,12 % frente a 9,14 % en 2012 y de 11,47 % en 2009.