Para la industria aseguradora panameña 2014 será “un año de corrección”, que implica seguir creciendo pero con niveles razonables de rentabilidad para poder mantener rangos adecuados de solvencia y eliminar las pérdidas de los ramos de autos e incendio. Así los afirma el presidente de la Asociación Panameña de Aseguradores (Apadea), José Antonio Eleta, quien participó en el Foro Panamá Segura, organizado por ‘Capital Financiero’.
El ejecutivo explicó que en los segmentos de autos e incendios la siniestralidad registra un incremento sostenido y las primas no están cubriendo suficientemente los gastos: “Existe la necesidad de corregir las primas que hemos estado cobrando porque se registra un incremento marcado de la inflación, pero las primas no reflejan la misma realidad y los costos asociados se han venido incrementado”, matizó Eleta.

Las proyecciones de crecimiento son más conservadoras que en años anteriores para este año principalmente por los grandes proyectos de infraestructura. La industria proyecta una expansión en línea con el comportamiento de la economía del país, alrededor del 7%. En medio de esta situación, agrega Eleta, es importante el apoyo del regulador para fiscalizar que los niveles de competitividad guarden el principio de equidad técnica, rentabilidad y solvencia.

Coincidiendo con Eleta, el director ejecutivo de la Apadea, Carlos Berguido, expresó que el mercado asegurador panameño está caracterizado en estos momentos por bajas primas, alta siniestralidad, crecimiento insuficiente, baja penetración y falta de información estadística. “Es una época de oro para los asegurados”, debido a que los precios de sus pólizas están bajos, pero es algo que no puede seguir sosteniéndose, porque a la larga los principales afectados serán los propios clientes, advirtió.

Y no sólo se han encendido las luces rojas en el ramo de autos e incendios, sino que también hay ramos como el de salud, que si bien no genera pérdidas, marcan también una tendencia negativa: Las ganancias disminuyeron el año pasado con relación al 2012, así como en los años 2010 y 2011.

DIÁLOGO CON LA AUTORIDAD DE LIBRE COMPETENCIA Y DEFENSA DEL CONSUMIDOR

Berguido considera que las primas de algunos ramos, como los que ha señalado más arriba, deberían estar constando un 300% más de lo que se paga en la actualidad, tomando en cuenta la inflación y los gastos de manejo.

La Apadea ha solicitado la intervención del superintendente de Seguros y Reaseguros, Luis Della Togna, para el establecimiento de un diálogo con la Autoridad de Libre Competencia y Defensa del Consumidor (Acodeco), con el “fin de explicar lo que queremos hacer y no se vaya a interpretar como un tipo de acuerdo para incrementar las primas, que no lo es”, adelantó Berguido.

Según informa el diario al final la decisión la tomarán los gerentes de las empresas aseguradoras, ya que para mejorar el rendimiento de las primas no solo se requiere aumentarlas, sino también tomar algunas medidas adicionales. “Hay mucha oferta, mucha participación de aseguradoras persiguiendo a los mismos mercados, lo que está creando el clásico desequilibrio en la oferta y la demanda, que favorece una depresión de los precios”, comentó Berguido.

Por su parte, la subdirectora general de la Superintendencia de Seguros y Reaseguros, Katherine Arjona, para revertir la actual situación “tenemos que trabajar en conjunto, porque si hay pérdidas debemos buscar una solución para que no se vea afectada ni la industria ni los asegurados”. Arjona detalló que cualquier aumento en el costo de la prima hay que evaluarlo debidamente.