AON ha logrado en los tres primeros meses del año un beneficio neto atribuible a accionistas de 328 millones de dólares (293 millones de euros), lo que supone un aumento interanual del 1%. El beneficio neto por acción (EPS) ajustado es de 1,37 dólares (1,22 euros), un 7% más con respecto al alcanzado en el mismo periodo del año anterior.
En cuanto a los ingresos totales en el trimestre, alcanzaron los 2.847 millones de dólares (2.549 millones de dólares), con un crecimiento orgánico del 3%. Esta cifra revela un ligero descenso con respecto a los resultados obtenidos en 2014, debido principalmente, según el comunicado del grupo, a un impacto negativo del 7% por conversión de divisa extranjera, parcialmente compensada por un crecimiento orgánico del 3% y un incremento del 1% en comisiones y fees relacionados con adquisiciones.

“Nuestros resultados en el primer trimestre reflejan un sólido comienzo de año con un incremento del beneficio por acción (EPS) del 7% a pesar del fuerte impacto en contra de la conversión de divisa. Los resultados se reflejan en un sólido crecimiento orgánico tanto en el segmento de Riesgo como en el de Recursos Humanos, respaldados por una mejora operativa, una efectiva gestión del capital y una importante generación de cash flow libre que nos ha permitido la recompra de acciones ordinarias en el trimestre por importe de 250 millones de dólares (223,8 millones de euros) aproximadamente”, explica Greg Case, presidente y CEO del bróker.

“Esperamos continuar nuestro progreso a lo largo del año – añade- gracias a que nuestra plataforma líder en el mercado y nuestras continuas inversiones en soluciones innovadoras en beneficio de nuestros clientes nos han posicionado para consolidar el crecimiento a largo plazo, incrementar nuestra ventaja operativa y generar cash-flow de cara a lograr nuestro objetivo de 2.300 millones de dólares (2.059 millones de dólares) en 2017”.