AON ha reportado una ligera caída en su beneficio neto del primer trimestre de 2016, que se ha situado en 315 millones de dólares (275 millones de euros), frente a los 328 millones registrados en el primer trimestre del año anterior.
El bróker se ha visto afectado por el impacto desfavorable de la conversión de moneda extranjera y una disminución del 2% en comisiones y honorarios relacionados con desinversiones netas, parcialmente compensado por un 3% de crecimiento orgánico de los ingresos. La unidad de Risk Solutions retrocedió un 1% en comparación al primer trimestre del año anterior, debido también al impacto desfavorable de la conversión de la moneda extranjera (-4%), parcialmente compensado por el crecimiento orgánico del 3% en comisiones y honorarios. Greg Case, presidente y CEO de AON, destacó que los "resultados del primer trimestre reflejan un sólido comienzo del año", resaltando que "los ingresos orgánicos aumentaron un 4% y el margen operativo ajustado se expandió 100 puntos básicos en Risk Solutions”. De cara al futuro, Case subraya las posibilidades de desarrollo en jubilación y salud que, entre otros factores, "continúan posicionándonos para conseguir crecimientos en los ingresos a largo plazo, así como un mayor desarrollo del margen y una fuerte generación de flujos que nos llevará hacia nuestro objetivo a corto plazo de alcanzar 2.400 millones de beneficio para el año 2017".