A pesar de que el beneficio atribuible de MAPFRE ha experimentado un retroceso del 16,1% en 2015 (hasta 709 millones de euros), el grupo ha crecido en ingresos (+4,1%, hasta 26.700 millones) y en primas (+2,3%, hasta 22.312 millones).