También admitió que son “cambios que nos preocupan y nos ocupan”. “El mundo se ha vuelto mucho más complejo”, admitió. Por lo que considera que en este entorno las aseguradoras deben “extremar la prudencia y reforzar los instrumentos de prevención y de reducción de pérdidas”. Asimismo, recordó que el Seguro “fue, es y será una actividad fuertemente supervisada”.

Huertas cree que el Seguro, especialmente el de No Vida, está aprovechando la recuperación económica para reducir la brecha de protección aseguradora. Pero recordó que en España hacen falta 30.000 millones de euros para colocar tanto el seguro de Empresas como el de Vida y Pensiones cerca de los niveles de “países comparables”.

“Tenemos que ser capaces de cambiar, de adaptarnos, de crear conceptos de aseguramiento diferentes”, insistió el presidente de MAPFRE. “La amenaza nunca viene por avanzar, sino por quedarse quieto, incluso retroceder, por miedo al futuro”, remarcó Huertas.

Sobre las insurtech y los nuevos actores, cree que “hay espacio para todos”, pero comentó que no es “un combate entre iguales, porque no todos tienen las mismas reglas”. Insistió en que “hay que llevar a nuestro terreno a las insurtech, ayudarlas a crecer, pero captando gran parte de ese nuevo conocimiento”.

El presidente de MAPFRE tiene muy claro que la tecnología va a “generar grandes oportunidades” al Seguro y citó al blockchain, a los procesos robotizados “capaces de aprender de sus errores”, a la ‘nube’ (cloud), la analítica de datos y la inteligencia artificial.

mapfre howdenDefensa del Estado del Bienestar

Huertas subrayó, finalmente, que el Seguro puede aportar soluciones al reto que supone el mantenimiento del Estado del Bienestar, que “ya es un problema mundial”, y se mostró dispuesto a “trabajar con los Gobiernos para crear esquemas que garanticen la sostenibilidad del sistema público de pensiones”.

HOWDEN presume de no haber tenido nunca pérdidas en sus 25 años de vida

Las oficinas de Abante junto a la Puerta de Alcalá, en Madrid, acogió ayer una jornada organizada por HOWDEN IBERIA. José Manuel González, que ya ejerce de consejero delegado mundial del grupo, destacó que “el capitalismo se ha quedado obsoleto ante la irrupción de un nuevo paradigma de economía, con nuevas formas de acceso al capital que hacen que este ya no sea necesariamente lo más importante, el emprendimiento, y la tecnología como catalizador”. Pidió a los jóvenes que se sumen “a un sector apasionante” como es el seguro.

David Howden, fundador de la correduría, en una ponencia titulada ‘Entrepreneuralism in insurance’, explicó cómo se montó la firma de seguros, aprovechando el “gran cambio de la City de Londres” en los años 80. En 1994, HOWDEN estaba formada por tres personas, y su acción costaba 0,7 libras. En 1999 se creó HOWDEN IBERIA. En 2017 ya eran 3.700 empleados, para superar los 4.000 este año. La acción del grupo está valorada ahora en 13,39 libras.

Howden recuerda que cada tres años el grupo adquiría una entidad. Sobre el brexit, dejó muy claro que el 84% de los ingresos y el 65% de la plantilla del grupo procede de fuera de Reino Unido. Además, resaltó que el 33% de los empleados tiene acciones de HOWDEN y defendió que la plantilla “tenga la mayoría del capital” y un modelo descentralizado, porque “queremos dar poder a las filiales”. Terminó con un rotundo mensaje en castellano: “Los cementerios están llenos de gente indispensable”.


El nuevo CEO en España pide a la plantilla que “nunca dejéis de soñar”

Salvador Marín, nuevo CEO de HOWDEN IBERIA, resaltó que 2017 ha sido “el mejor año de la historia” de la filial, con 20 millones de euros en ingresos por comisiones, el 12% más que el año anterior; 14.000 clientes particulares y 2.000 empresas. La correduría, que alcanza las 15 oficinas tras abrir en San Sebastián, Bilbao y Canarias, mantiene el objetivo de alcanzar los 36 millones en ingresos por comisiones en cinco años y pidió a sus 220 empleados que “nunca dejéis de soñar”.