Cada vez con más frecuencia, México registra más o menos de cuatro a siete huracanes de categoría cinco, que es una escala muy grande, además de que cada año se reportan 90 temblores de más de cuatro grados en la categoría Richter, estimó la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), tras señalar que 60% del territorio mexicano y su población se encuentra expuestos a estos fenómenos naturales.
Recaredo Arias Jiménez, director general de la AMIS, explicó a través del informe denominado ‘La importancia del seguro ante grandes catástrofes’ se pone de manifiesto que “los desastres tienen un gran impacto a nivel internacional, tanto por las pérdidas de vidas humanas, como por los altos costos que provocan”.

“Un ejemplo, es el terremoto de 1985, cuando nosotros -las aseguradoras- pagamos 400 millones de dólares, y actualizando las cifras, ahora, el evento hubiera costado 42.000 millones de dólares, y es el más caro de la historia”. Recaredo Arias explicó que para la OCDE y para el Banco Mundial, así como para la ONU, “estos fenómenos son de alta prioridad estratégica, por lo que atender, pero también el prevenir, es vital y por eso han generado algunos fondos y en algunos casos han dado facilidades de reaseguro a países que tienen mucha exposición, pero que tienen niveles de pobreza muy altos, sobre todo, porcentajes muy altos de la población en pobreza extrema”.

Arias también puso de manifiesto la importancia del seguro: ” Ya sea porque las personas lo adquieran o también, porque nosotros colaboremos en un momento determinado junto con el Fonden y con el Gobierno para crear mecanismos en donde el sector asegurador pueda participar en mayor medida, puede cumplir un papel en donde podemos absorber de forma importante las pérdidas”.