ATRIO SEGUROS, nacida de la colombiana SEGUROS BOLIVAR y con capital 100% nacional, se lanza a competir en el mercado venezolano. Como presidente ejerce Rafael Cedeño, mientras que la Vicepresidencia Ejecutiva estará ocupada por Jacqueline Rodríguez, acompañada por los directivos Simón Chocrón, Jesús Eduardo Chong y Norelis Carmona, todos ellos con amplia experiencia en el sector asegurador. Si bien Cedeño es un reputado profesional del sector de la construcción, sus compañeros de Junta Directiva tiene una amplia experiencia en el sector asegurador.
A diferencia de la filial de SEGUROS BOLIVAR, que solametne operaba en Vida, su presidente ha anunciado que trabajarán “con todos los productos de seguro”.

El capital de la aseguradora es totalmente venezolano. “Actualmente es de 20 millones de bolívares (3,16 millones de dólares); a finales de junio este monto se incrementará hasta 50 millones de bolívares (7,92 millones de dólares), el cual sumado a los 100 millones de bolívares (15,85 millones de dólares), valor de la sede principal, nos dará un capital de 150 millones de bolívares (23,77 millones de dólares) al cierre del 2014. Esto nos ubicará entre las principales empresas con el capital social más alto del mercado”, reveló Cedeño en declaraciones recogidas por el diario ‘El Mundo‘.

La aseguradora se quiere diferenciar por el trato al cliente y a los proveedores, con tiempos muy ajustado tanto en el pago de  reembolsos y siniestros (15 días de máximo) como en el de proveedores (20 días de máximo).

Los planes de expansión de la entidad pasan, según su vicepresidenta, por la apertura entre mayo y junio de oficinas en Valencia, Maracay y Maracaibo, que se completarán en la segunda mitad del año con otras en Barquisimeto, San Cristóbal y Puerto La Cruz. Todas ellas se unirán a la actual sede central en la torre Xerox de Caracas.