ALLIANZ acaba de lanzar al mercado un nuevo producto. Se trata de ‘Allianz Energía Solar’ y está diseñado para los sistemas fotovoltaicos y para los parques solares. Esta propuesta de la empresa tiene como objetivo analizar, revisar y participar como consultores en los temas vinculados a la protección contra incendios, explosión y daños en general, en las fases de proyecto, construcción, puesta en marcha y operación de parques solares. En suma, pretende ser una solución integral en coberturas de daños, risk management profesional y consultoría de riesgo integral.
Según detalla la empresa en su comunicado, este producto cuenta con diferentes tipos de amparos, siendo los más importantes “la cobertura principal de todo riesgo de pérdida o daño material por cualquier causa; los daños por terremoto, temblor, maremoto o erupción volcánica; los daños por ciclón, huracán, tempestad, vientos, inundación, desbordamiento y alza del nivel de agua, enfangamiento, hundimiento o deslizamiento del terreno, derrumbes y desprendimiento de tierra o de rocas; los daños causados directamente por el contratista en el concurso de la ejecución de las operaciones derivadas de la cláusula de mantenimiento del contrato (CAR). Riesgos del fabricante (EAR); la Responsabilidad Civil extracontractual del Asegurado por daños materiales producidos a bienes de terceros, ocurridos en conexión directa con la ejecución del contrato; la Responsabilidad Civil extracontractual del Asegurado por lesiones corporales, incluyendo la muerte ocasionada a personas ajenas a la obra; y los gastos de remoción de escombros”.

En general, su cobertura abarca riesgos propios de las tareas de construcción y montaje (izajes, roturas y daños, mano de obra defectuosa, desmoronamiento de suelos, pruebas y puestas en marcha, robo de materiales, responsabilidad civil y RC cruzada, inclusión de contratistas y subcontratistas), riesgos de la naturaleza (vientos, granizo, inundación, terremoto, rayos) y riesgos propios de las operaciones (incendio, daños materiales, rotura de maquinarias y daño eléctrico). Además, cuenta con coberturas adicionales tales como huelga motín y conmoción civil, responsabilidad civil cruzada, período de mantenimiento ampliado, horas y trabajos extra, obras civiles recibidas o puestas en operación, propiedad existente, daños por vibraciones y equipos de contratistas.

ALLIANZ explica que “el nuevo producto es más que una póliza de incendio tradicional” ya que ofrece una cobertura contra todo riesgo: Seguro de Todo Riesgo Operativo. Se trata de un contrato de seguro destinado a amparar todos los riesgos de pérdida o daño físico ocurridos a los bienes propiedad del asegurado y/o por los cuales fuera responsable, mientras se encuentren en las ubicaciones descriptas en la presente póliza, y siempre que esos daños sucedan en forma accidental, súbita e imprevista y hagan necesaria la reparación y/o reposición como consecuencia directa de cualquiera de los riesgos amparados por la póliza, subraya el comunicado.