La facturación anual del grupo se elevó un 4,1%, hasta 110.800 millones de euros, al tiempo que aumentó su base de clientes en cinco millones, superando los 83 millones de asegurados. Su ratio de solvencia queda en el 182%, un punto más que en 2012.

“En un entorno político y económico desafiante, logramos un resultado muy bueno en 2013 y queremos mantener ese nivel este año también”, señala en el comunicado de prensa el presidente del grupo, Michael Diekmann, que pronostica para el conjunto de 2014 un beneficio operativo de 10.000 millones de euros, con un margen más/menos de 500 millones de euros.

“El entorno se mantendrá difícil en 2014, pero nuestro comportamiento muestra que estamos bien posicionados con nuestra estrategia de los tres segmentos de negocio”, añade.

CRECIMIIENTO DEL RESULTADO EN SEGUROS GENERALES Y GESTIÓN DE ACTIVOS

La Unidad de Seguros Generales aportó primas brutas por valor de 46.600 millones (-0,7% respecto a 2012), con un resultado de explotación de 5.268 millones, que aumenta un 14,2% gracias al sólido resultado de suscripción. A pesar de un menor resultado de las inversiones y a los mayores costes siniestrales (las catástrofes naturales, especialmente las tormentas en Europa, contribuyeron con 2,9 puntos porcentuales al ratio de siniestralidad en 2013, frente a los 1,7 puntos del año anterior), el ratio combinado mejoró desde el 96,2% al 94,3% al cierre de 2013.

En Vida y Salud, por su lado, la facturación creció un 8,5%, hasta 56.800 millones. El grupo destaca los incrementos en esta área en los mercados de Italia, Alemania, Francia o Estados Unidos, así como en España, donde las primas en Vida crecieron un 14%. La volatilidad en las divisas y en los tipos de interés llevó a un menor margen en las inversiones. Esto, junto con la reestructuración de operaciones en Corea del Sur, fueron los principales motivos de que el beneficio operativo en esta división disminuya un 8%, hasta 2.700 millones.

Finalmente, el negocio de Gestión de Activos totalizó ingresos de 7.100 millones (+5,9%) y un beneficio operativo de 3.160 millones (+7%). Los activos totales gestionados a 31 de diciembre alcanzaron 1,77 billones (-4,4%).