Diseñar pólizas asequibles, simplificar los trámites y ampliar la cobertura geográfica es parte de la estrategia de ALLIANZ para aumentar su participación en el mercado colombiano. Así lo explicó Vicente Tardío, presidente de ALLIANZ para América Latina y la Región Ibérica, que señala que en Colombia la baja penetración de los seguros no es por la aversión de la gente a contar con una póliza, sino a las dificultades de acceso.
En ese sentido, una de las claves de la aseguradora fue hacer una reingeniería en sus procesos para ser más eficientes, así como el diseño de productos con un lenguaje fácil de entender para las personas del común y simplificar los trámites para la gestión de las pólizas. A su vez, están fortaleciendo sus canales de distribución, según recoge el diario ‘Portafolio’. ALLIANZ se ha propuesto tener oficinas propias en ciudades con más de 100.000 habitantes y, a mediano plazo, aumentarán su presencia a aquellas con más de 50.000 habitantes.
Actualmente tienen 54 sucursales en el país y en tres años esperan llegar a 80. De la misma manera, están estableciendo alianzas con entidades bancarias con el objetivo de ofrecer seguros masivos.

Hace cinco años, las pólizas a personas naturales representaban el 35% de su negocio; hoy ya alcanzan el 60% y se espera que en los próximos años superen el 80%, de la mano con el crecimiento de la clase media, explica el directivo.
Para la aseguradora alemana, Colombia es su segunda operación en Latinoamérica después de Brasil. Tardío señala que una de las debilidades del mercado colombiano es la falta de un seguro de responsabilidad civil más amplio, por ejemplo, que pueda incluirse en el seguro de vehículos. “Es un tema importante para un país que está avanzando”, afirma.