Entre 325 millones y 850 millones de dólares (entre 290 y 750 millones de euros) son las primeras estimaciones realizadas por la compañía de modelización de catástrofes AIR Worldwide sobre las pérdidas para el sector asegurador derivadas del terremoto de 7.8 grados richter que el pasado sábado asoló la costa de Ecuador. No obstante, recuerda la firma, estas son unas estimaciones basadas aún en cierta incertidumbre dada la magnitud del siniestro y que las pérdidas económicas totales superarán por mucho a las pérdidas aseguradas. De acuerdo con la Secretaría del Ecuador para la Gestión de Riesgos, que se ocupa de la reducción del riesgo y de emergencia y gestión de desastres, 570 personas han muerto y más de 4.600 heridos. Según estos informes, más de 1.100 edificios han sido destruidos y más de 800 dañados. Otros impactos que ha sufrido el territorio ecuatoriano incluyen la falta de agua, energía y sistemas de comunicaciones, así como daños en las carreteras, puentes, y el cierre del aeropuerto de Manta. Junto a estos daños, el país se encuentra en un "estado de excepción" nacional y así como para seis de las provincias de Esmeraldas-las más afectadas del país.   El seísmo de Japón supondrá para el seguro alrededor de 3.000 millones de dólares Por otro lado, según las estimaciones de AIR Worldwide, el reciente terremoro en Japón es probable que suponga para las aseguradoras hasta 3.000 millones de dólares (2650 millones de euros). La firma de modelización de catástrofes concreta que el terremoto del 16 de abril probablemente tendrá un coste para las aseguradoras de entre 1.630 millones (1.440 millones de dólares) y 3.000 millones (2.650 millones de euros), informó Bloomberg.