“Luxemburgo, miembro fundador de la Unión Europea, nos ofrece una ubicación segura en una economía estable con un regulador experimentado y respetado en Europa Continental, cerca de muchos de nuestros principales mercados”, afirma AIG en un comunicado emitido ayer.

La aseguradora ha decidido, de este modo, tomar la primera acción después de que Reino Unido haya decidido dejar de pertenecer a la Unión Europea. A partir de 2019, AIG propone tener dos compañías de seguros subsidiarias en Europa: una en Reino Unido, para suscribir negocios en el país, y otra en Luxemburgo, para negocios en el Espacio Económico Europeo y Suiza. Actualmente, AIG opera en Europa a través de una única compañía de seguros con sede en Reino Unido, AIG Europe Limited, que tiene sucursales en todo el EEE y Suiza.

Anthony Baldwin, director ejecutivo de AIG EUROPE, ha señalado que “este es un paso decisivo que asegura que AIG se posiciona para estar preparada frente a la salida de Reino Unido de la UE”. La compañía, detalla el directivo, “ve una oportunidad en la flexibilidad del mercado de seguros. Al mismo tiempo, nos aseguramos de que nuestros clientes y socios no experimenten ninguna interrupción en la salida del Reino Unido. Nuestra empresa en Luxemburgo complementará nuestra estructura existente y formará parte de nuestro módulo único europeo”.