AIG logró en los tres primeros meses del año un resultado neto de 1.185 millones de dólares (1.084 millones de euros), en comparación a las pérdidas de 183 millones (167 millones de euros) del mismo periodo del año anterior. El beneficio operativo fue de 1.367 millones (1.250 millones de euros), un 79% más.