AIG ha anunciado una inversión de 4 millones de dólares (3,66 millones de euros) en Human Condition Safety (HCS). Se trata de una empresa emergente (start-up) tecnológica que desarrolla dispositivos portátiles, análisis y sistemas para mejorar la seguridad de los trabajadores.