La Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN) ha dispuesto la inhibición general de bienes de la cooperativa AGROSALTA y de dos aseguradoras de retiro, UNIDOS y PROFUTURO, según publica ‘El Intransigente’.
En el caso de AGROSALTA, que fue revocada en 2001 y tras un proceso judicial de 7 años tuvo que ser rehabilitada en 2008, el organismo de control ha emitido una resolución donde señala que las medidas que se adoptan tienen la finalidad de preservar su patrimonio ya que “presenta una situación deficitaria en sus relaciones técnicas” y se advierten graves irregularidades en el registro de los pasivos.

Respecto a PROFUTURO, la Superintendencia la coloca al borde la revocatoria tras determinar un déficit del Estado de Cobertura de 272,89 millones de pesos (33,34 millones de dólares) y le impone la prohibición de celebrar nuevos contratos de seguros, así como la inhibición general de bienes. El diario ‘Estrategias’ indica que la aseguradora es una de las víctimas de la desaparición del régimen de las AFJP y en consecuencia del ramo Rentas Vitalicias y Periódicas. La producción de su último ejercicio anual, a junio de 2013, fue un tercio de su producción a junio de 2009 (a valores corrientes).

Por último, la Superintendencia dispuso a la aseguradora UNIDOS RETIRO, que sufre un déficit de cobertura de 366,70 millones (44,80 millones de dólares), la prohibición de celebrar nuevos contratos de seguros y la inhibición general de bienes. La compañía también registró una fuerte baja en su producción con la desaparición del ramo Rentas Vitalicias y Periódicas. Su volumen de primas a junio de 2009 alcanzaba los 24 millones (2,9 millones de dólares), mientras que a junio del pasado ejercicio, y a pesar de la inflación acumulada en el período, su producción había caído a 15,26 millones (1,8 millones de dólares).