AEGON obtuvo en los tres primeros meses del año un beneficio neto atribuible de 316 millones de euros, un 19,4% menos que la cifra de marzo de 2014, según informó ayer el grupo holandés. Por su parte, el beneficio subyacente antes de impuestos descendió un 5,8%, hasta 469 millones. Las ventas en el trimestre alcanzaron los 2.750 millones, lo que supone un incremento internanual del 31,8%.
El consejero delegado del grupo, Alex Wynaendts, reconoció que la evolución del beneficio subyacente ha venido marcada por un entorno adverso en Estados Unidos, aunque el beneficio neto fue “sólido”.

Por otro lado, incidió en que las ventas récord del trimestre subrayan la confianza que tienen cada vez más clientes en la aseguradora y se mostró orgullo de mantener el fuerte impulso en el crecimiento de su rentabilidad a pesar de un entorno persistente de bajos tipos de interés.