Después de años de retraso, la Unión Europea llegó ayer miércoles a un acuerdo sobre las nuevas normas de capital de Solvencia II, que se prevén en vigor en 2016, informa Reuters. Los legisladores del Parlamento Europeo y las autoridades de los Estados miembros (Comisión Europea y Consejo Europeo), en un encuentro a nivel de ‘trílogo’, aprobaron Ómnibus II, un paso indispensable para que Solvencia II avance.
Es un buen acuerdo para la Unión Europea y para las aseguradoras”, valora para la agencia de noticias Sharon Bowles, diputado británico del Partido Liberal Demócrata que ha participado en las negociaciones.

Tras trece años de trabajos, la UE aprobó una versión de la normativa en 2009 que debería haber entrado en vigor en 2012. Sin embargo, los desacuerdos entre los legisladores de la UE y los Estados miembros sobre la cantidad de capital que deben mantener las entidades para los productos que ofrecen una rentabilidad garantizada a largo plazo obligó a retrasar en varias ocasiones la fecha de inicio de la directiva veces y modificar la ley antes de que incluso entrara en vigor.

El esbozo de un acuerdo surgió el mes pasado después de que los Estados miembros presentaran una versión alternativa, no tan exigente respecto a los compromisos propuestos por el regulador de seguros para seguros con garantías a largo plazo.

Bowles, que preside la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento, apunta que las “calibraciones” que figuran en el paquete de medidas planteadas por los Estados miembro el mes pasado se ha mantenido. Esto le da a las aseguradoras una protección más generosa contra la volatilidad de los mercados a la hora de calcular los niveles de capital.

Más concretamente, según detalla la agencia de noticias, las aseguradoras tendrán más flexibilidad en la forma en la que se tratan los cambios en los diferenciales de crédito de lo que el regulador había propuesto inicialmente (el conocido como ‘matching adjustment’). Igualmente, se han introducido algunos elementos para una aplicación gradual durante un período más largo.