Informe de BDO

Los incidentes cibernéticos están aumentando. Según revela una encuesta de BDO entre directivos de empresas de Estados Unidos, el 22% de las organizaciones había reportado incidentes cibernéticos en los dos últimos años. El reto que se presentan a futuro es que, a medida que aumenten los incidentes cibernéticos, estos resultarán ser cada vez más complejos y difíciles de defender y, por lo tanto, más caros. En este sentido, la encuesta de la consultora revela que el coste medio anual de los ataques cibernéticos ascendía a 4 millones de dólares (3,36 millones de euros).

  • El informe confirma la creencia cada vez más extendida de que sus activos cibernéticos son cada vez más valiosos, si bien las organizaciones todavía siguen invirtiendo hasta cuatro veces más en asegurar otros activos de la empresa (por ejemplo bienes inmuebles, equipos, etc.).

    Según BDO, la mejor práctica en la gestión de riesgos cibernéticos implica la comprensión de la medición del riesgo inherente, la mitigación de los mismos y la gestión del riesgo residual. “Cada vez más, el seguro cibernético se está utilizando como vehículo para transferir parte del riesgo financiero y legal residual de una organización a la cobertura del seguro”, indica la firma.

    Gregory A. Garrett, jefe de Ciberseguridad Internacional de la consultora comenta: “Las pólizas de seguro cibernético de una organización deben adaptarse a sus riesgos y exposiciones particulares y son un factor esencial en la implementación de un programa de defensa de riesgos cibernéticos efectivo y holístico. No se trata tanto de contratar o no un seguro cibernético, sino más bien de encontrar la cobertura cibernética que se adapte a la organización. Una evaluación adecuada del riesgo y una buena información sobre el mismo son los pasos preparatorios necesarios para tomar antes de hablar con un corredor”.