A.M. Best ha confirmado en ‘A+’ (Superior) la calificación de fortaleza financiera de SWISS RE y sus filiales, al tiempo que mantiene en ‘aa-’ las notas de emisor de crédito (ICR) del grupo y los ‘rating’ de su deuda. El pronóstico en todos los casos es ‘estable’.
La propia agencia explica que estas calificaciones reflejan “la excelente capitalización del grupo ajustada al riesgo, su fuerte desempeño operativo y un perfil de negocio superior como reaseguradora líder mundial”. Estos factores positivos se ven en parte contrarrestados por la exposición significativa del grupo suizo a catástrofes naturales, “así como el impacto continuado de unas condiciones de mercado blando en las oportunidades de crecimiento y la rentabilidad técnica en el mercado global del reaseguro de No Vida”.

A.M. Best espera que SWISS RE siga beneficiándose de su “excelente capitalización”, a pesar de una caída en 2013 que refleja el pago de dividendos ordinarios y extraordinarios, una disminución en las reservas de ganancias no realizadas debido a las crecientes tasas de interés y un aumento en el riesgo de suscripción del grupo debido a la expiración de la cuota del acuerdo con la filial de BERKSHIRE HATHAWAY.

La agencia también destaca que la trayectoria de beneficios de SWISS RE en los últimos años ha sido “fuerte” y espera que el grupo presente “buenos resultados” de 2013 en sus tres segmentos de negocio (reaseguro, soluciones corporativas y ADMIN RE). Los dos primeros, según la expectativa de A.M. Best, reportarán fuertes ganancias debido a una experiencia de catástrofe relativamente benigna durante el pasado año. En reaseguro de Vida y Salud, “anticipamos un buen resultado, a pesar de la resistencia de las ganancias de algunas carteras de bajo rendimiento en Estados Unidos”, valora la agencia.