Cometemos el error de identificar innovación con tecnología. Y, sin embargo, “la innovación va más allá; es más una actitud, una manera de actuar”, afirmó ayer Román Mestre, gerente del Colegio de Mediadores de Seguros de Barcelona, moderador en la mesa de trabajo sobre innovación celebrada en Forinvest, en la que participaron Gonzalo Iturmendi, Juan Fort, Juan M. Gayá y Lluís Baulenas.

El abogado Gonzalo Iturmendi centró su ponencia en la función de cumplimiento (compliance) en el sector asegurador, aclarando que “va un poco más allá del simple cumplimiento normativo”. En concreto, el responsable de Cumplimiento debe velar por responder a cuatro tipo de obligaciones: las voluntarias (ética, deontología, RSC; contractuales y “cuasicontractuales”), las extracontractuales (pero derivadas de la actividad de la empresa, sus empleados y directivos), las legales (como las marcadas en el artículo 46 de Solvencia II) y las “delictuales” (delitos susceptibles de imputación a la empresa y a los empleados, administradores y directivos…). Concluyó su exposición afirmando que “a pesar de su complejidad metodológica, la implementación de la función de Cumplimiento en aseguradoras y mediadores es un desafío y una oportunidad para la gestión de riesgos”.

En un futuro, cada vez más marcado por la tecnología, el corredor de seguros Juan Fort afirmó que en “los próximos años tendremos que decidir dónde y cómo queremos estar los mediadores: ¿queremos ganar la carrera del precio y de la tecnología ‘consumer’ o queremos ganar la carrera del conocimiento y la aportación de valor?“. Fort apuesta por la segunda y por “poner la tecnología al servicio del corredor de seguros”. Explicó las características de los proyectos puestos en marcha desde su empresa, como CIP(+) Company Investment Projects, que provee de financiación de proyectos empresariales gracias a fondos institucionales y otras opciones no bancarias; ‘Protector. Calculador Financiero de Seguros’, para la gestión de la financiación de primas de seguros (un aplicativo que, adelantó, se ha comprometido a poner a disposición de todos los corredores); y ‘Protector Management Risk’, orientada a la gerencia de riesgos. En los tres casos, a través de los servicios, especialmente a clientes empresariales, se logran ingresos vía honorarios por esos servicios prestados.

Fin de la incertidumbre en la implementación de EIAC

Juan M. Gayá, miembro de ADECOSE y uno de los representantes de la Mediación en el proyecto EIAC, repasó todo el proceso de implantación de estos estándares de intercambio de información entre aseguradoras y corredores. “El éxito de un proyecto es cuando se ha definido -los estándares ya lo están-, es conocido y es utilizado”, ha afirmado. Las dos primeras premisas se han cumplido y ahora se trabaja en la utilización. Trabajar en este último paso, admite Gayá, no es sencillo porque “requiere una inversión en tecnologías de la información y gestionar el cambio”. “Si el estándar es utilizado de forma generalizada, la mejora en eficiencia del sistema rentabilizará la inversión fácilmente, pero si no se utiliza de forma generalizada, se habrá incurrido en el coste de cambiar el formato sin contar con los beneficios de un estándar”, ha razonado. Si a ello, añade, le sumamos el hecho de que alguna experiencia pasada en relación con los estándares no había tenido el éxito esperado, se creó una incertidumbre sobre la utilización de los estándares EIAC.

Esta incertidumbre se ha salvado cuando en mayo de 2014 desde ADECOSE, Consejo General, E2000 Asociación y FECOR pidieron a las aseguradoras un compromiso “a corto plazo” para la implantación de EIAC. Un grupo de 13 aseguradoras respondió a esta petición y el objetivo es que el 31 de marzo esté en marcha en estas entidades que forman el Grupo I de implantación. Once aseguradoras más se han sumado al proyecto, en el denominado Grupo II, que en verano deberían estar utilizando ya los estándares. Por tanto, apunta, en conjunto, al final de este año, una veintena de aseguradoras, media docena de empresas desarrolladoras de software y varias corredurías con desarrollos tecnológicos propios deberían estar utilizando ya los estándares.

Finalmente, el corredor Lluís Baulenas dedicó su exposición a explicar los motivos que le han llevado a implementar el Plan Estratégico de la Mediación (PEM), que considera “una buena herramienta para abrir los ojos y para ver qué hacemos bien y qué podemos hacer mejor”.