Justamente hoy, 16 de mayo, se cumplen veinte años de una iniciativa pionera en nuestro mercado: la creación del Pool Español de Riesgos Medioambientales, cuya escritura de constitución se firmó el 16 de mayo de 1994. Esta agrupación aglutinó a las entidades aseguradoras para la suscripción conjunta de riesgos medioambientales. Sus objetivos de partida fueron: coherencia y claridad de las condiciones del seguro; progresiva ampliación de las coberturas para satisfacer las necesidades de los clientes de las entidades socios; construcción de una capacidad suficiente para atender la demanda de cobertura; respaldo técnico y estabilidad en la suscripción; y colaboración con las Administraciones Públicas e instituciones privadas. Los cinco se han cumplido satisfactoriamente en sus dos décadas de trayectoria.
Sobre esta base, el Pool afronta ahora nuevos retos, que, como se reconoce desde la misma institución, se centran en: consolidar su amplia experiencia de suscripción en una realidad cambiante, adaptar continuamente el contenido de la cobertura a las exigencias de una normativa también en evolución, mantener una labor de divulgación y realizar propuestas de mejora y desarrollo. Y es que, como se subraya, “en definitiva, el Pool conjuga evolución y solidez, actualizando sus objetivos y manteniendo la misma filosofía fundacional”.