La agencia de calificación Fitch Ratings no prevé cambios en las calificaciones de las aseguradoras del sector mexicano en 2014, “a menos que ocurran eventos imprevistos”. De hecho, estima que un mejor ambiente económico en 2014, se reflejará en una favorable tendencia de crecimiento en primas, sin embargo, estará estará mitigado por la presencia de reclamos y por los costos adicionales que resulten de la nueva Ley de Seguros y Reforma Fiscal, actualmente en discusión. “Dichos costos podrán reflejarse en 2015, dependiendo del resultado final de los estudios cuantitativos”, apunta la agencia.
Aunque las aseguradoras podrán adaptarse gradualmente a la nueva regulación (lo cual, afirma el informe, mitigará los costes), algunas no podrán cumplir con los requisitos de capital. Esto podría generar, advierten, una creciente actividad de fusiones y adquisiciones.

El sector asegurador alcanzó un crecimiento real en primas de 8,8% al cierre de septiembre de 2013, respecto a igual fecha de 2012. Este crecimiento resultó beneficiado por la renovación multianual de la póliza de Petróleos Mexicanos (Pemex) en junio de 2013. Sin embargo, el crecimiento al descontar este efecto fue de 6% a septiembre. Fitch estima que el crecimiento en primas será de 10% al cierre de 2013 y de 13% en 2014, lo que refleja el sólido momento de la demanda de seguros como resultado de la esperada recuperación económica en 2014, y las buenas perspectivas en productos de bancaseguros.

Por su parte, el ratio combinado del sector (excluyendo ajustes por constitución de reservas catastróficas) permaneció en un nivel históricamente bajo (99% frente al 103% entre 2012-2009); los costes de suscripción y de reclamación se situaron en el 30% y 69% de las primas devengadas, respectivamente. Además, el sector se benefició de la ausencia de grandes catástrofes y del incremento en precios en algunas líneas de Daños. Fitch estima que el ratio combinado será del 98% al cierre de 2013, pero podría registrar algún deterioro en 2014. Esto debido a costes adicionales de la nueva regulación y a un ambiente catastrófico menos benigno.

EL SECTOR ESTÁ PREPARADO PARA HACER FRENTE A LAS CATÁSTROFES NATURALES

Aunque algunos desastres naturales significativos podrían afectar los resultados técnicos del sector, las aseguradoras mexicanas cuentan con una capacidad amplia de reaseguro y de reservas para mitigar su exposición catastrófica, apunta Fitch.

La contribución de las inversiones en las ganancias del sector continuará siendo un desafío en 2014, por una relativamente amplia posición de inversión en renta variable en algunas grandes aseguradoras y por el ambiente de bajas tasas de interés. Asimismo, la implementación de nuevas regulaciones será esencial para resistir el potencial riesgo de mercado que surgiría debido a la necesidad de estimular el ingreso financiero.

Las aseguradoras mexicanas han mantenido niveles moderados de capital en comparación con otros países latinoamericanos, pero en línea con sus pares globales calificados en ‘A’/’BBB’. Fitch considera que la aplicación del régimen de capital basado en el riesgo (RBC), a partir de abril de 2015, fortalecerá la capitalización del sector. Esto debido a que las aseguradoras deberán hacerle frente al riesgo técnico y a otros riesgos, lo que probablemente resultará en una mayor base de capital a medio plazo, pone de manifiesto la agencia.

Fitch advierte que la revisión de la perspectiva a ‘negativa’ podría darse en caso de un incremento en las pérdidas por eventos individuales o catastróficos, una significativa reducción del ingreso financiero, o un deterioro del entorno económico, que conlleve a un marcado deterioro del desempeño operativo o de la solvencia del sector.

Consulte el informe íntegro de la Perspectiva 2014: Sector Seguros de México.